Una publicación de The Colorado Trust
English Menu
Read in English

Por Kelly Pate Dwyer

Solo el 2.5 por ciento de los niños en Colorado no tenían seguro médico en 2015, un mínimo histórico y una gran victoria para las familias en el estado. Este porcentaje representa una mejora en comparación con el 7 por ciento que no tenía seguro en 2013, según el Instituto de Salud de Colorado (CHI, por su siglas en inglés).

Los defensores de la salud infantil celebran este avance y esperan que más niños tengan seguro médico después de que se pongan en práctica los recientes cambios políticos que redujeron las brechas en la cobertura médica pública. En parte, estos cambios facilitarán que algunos niños reúnan requisitos y sigan inscritos en el programa de Medicaid.

Pero por varias razones, los investigadores y defensores anticipan un camino difícil para cubrir a los 33,000 niños que aún no tienen seguro.

Complejidades, confusiones, costos

En algunas partes del estado, como en el suroeste, noroeste y los centros de esquí, la tasa de niños sin seguro puede variar entre el 14 y el 17 por ciento. Sin embargo, la mayor cantidad de niños sin cobertura viven en los condados de Arapahoe, Denver y El Paso.

Hay muchas razones complejas por las cuales algunos niños no tienen cobertura, explicó Emily Johnson, analista de políticas para CHI, un beneficiario de The Colorado Trust que realiza encuestas y estudios sobre el acceso a los servicios de salud.

En algunos casos, su cobertura perdió validez. En otros, los padres no saben que sus hijos reúnen requisitos para los seguros médicos que el gobierno patrocina.

“Dos de cada tres niños sin seguro en Colorado reúnen requisitos para recibir Medicaid o CHP+ pero no están inscritos”, Johnson dijo. (CHP+, las siglas de Child Health Plan Plus, es un programa para niños y mujeres embarazadas de familias con ingresos que son bajos pero superan los límites de Medicaid). También señaló que un 10 por ciento adicional de los niños en Colorado sin cobertura reúnen requisitos para recibir un seguro subvencionado por medio de Connect for Health Colorado, el mercado estatal de cobertura médica.

Además de esos niños, quedan algunos que carecen de seguro por razones desconocidas. “Es más difícil identificar al 2.5 por ciento restante de los niños sin seguro”, Johnson dijo.

Como parte de su Encuesta de acceso a servicios de salud 2015 (CHAS, por sus siglas en inglés), el CHI entrevistó a más de 10,000 adultos sobre la cobertura de salud que tenían ellos y sus familias. El costo fue la razón más común que dieron los participantes que carecían de cobertura. Otros dijeron que sus empleadores no ofrecían seguro; que habían perdido su trabajo o cambiado de trabajo; que no sabían cómo conseguir seguro; o, que no sabían cuál plan elegir o no necesitaban seguro. Otros reportaron que no reunían requisitos para un seguro porque tenían una condición preexistente. En realidad, la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA, por sus siglas en inglés) prohíbe a las compañías de seguros negarle la cobertura médica a alguien debido a condiciones preexistentes.

En las clínicas de Denver Health ubicadas por toda la ciudad, los trabajadores de salud comunitaria escuchan esas mismas razones de sus pacientes, explicó el doctor Steven Federico, director general de pediatría para Denver Health. Algunos pacientes no saben si sus hijos cumplen los requisitos para ciertos planes o cómo inscribirlos.

“Si tienes un seguro patrocinado por tu empleador, cuando llega el periodo de inscripciones recibes cinco recordatorios por correo electrónico. Si no te inscribes, automáticamente mantienes tu plan actual”, Federico dijo.

“Si eres pobre, quizás cambies de domicilio a menudo y no recibas los documentos correctos. Si no tienes minutos en tu celular, es difícil usarlo como medio de comunicación. Hay barreras lingüísticas, barreras de transporte”, añadió.

Para complicar las cosas aún más, si los integrantes de una familia tienen estatus migratorios diferentes, sus requisitos para obtener cobertura también varían. A veces los adultos indocumentados no saben cómo ni dónde inscribir a sus hijos que son residentes legales, Federico dijo.

Además, algunos residentes de Colorado solo reúnen requisitos para Medicaid ciertos años y otros no, según varíen sus ingresos.

“Si tus ingresos varían según la temporada y tratas de inscribirte a un seguro público, es posible que no cumplas los requisitos aunque tus ingresos sean muy bajos el resto del año”, Federico dijo.

En octubre, Colorado empezó a ofrecer periodos de elegibilidad de 12 meses para los niños, así no pierden beneficios aunque los ingresos de sus familias varíen a lo largo de ese intervalo.

“Antes, estas familias se quedaban sin cobertura y tenían que solicitarla nuevamente. Era un círculo vicioso”, Federico dijo.

Disparidades demográficas

Según el CHI, el 3.1 por ciento de los niños hispanos en Colorado no tienen seguro médico, un avance comparado con el 11.3 por ciento en 2013. Sin embargo, aunque los niños hispanos constituyen el 29 por ciento de la población, representan el 37 por ciento del total sin cobertura.

“En la última década, logramos muchos avances políticos, pero sigue habiendo disparidades”, dijo Chris Watney, presidente y director ejecutivo de Colorado Children’s Campaign, un beneficiario de The Trust que trabaja a favor de la seguridad económica y la salud infantil.

El grupo de niños latinos sin seguro incluye inmigrantes indocumentados. Este grupo representa el 14 por ciento, o 4,600, de todos los niños sin seguro.

La ley actual prohíbe a los inmigrantes indocumentados utilizar un seguro público o comprar un plan subvencionado en el mercado estatal. Aunque sus familias pueden comprar algunos planes privados, los costos altos son un obstáculo común. Y aunque tienen derecho a recibir Medicaid de emergencia y atención en ciertos centros de salud comunitaria, algunos residentes indocumentados temen correr riesgos legales si acuden a estas clínicas.

Utilizando sus propios estudios y datos publicados en 2012 por el Pew Hispanic Center, el CHI calcula que casi un 41 por ciento de los residentes indocumentados en Colorado tenían algún tipo de seguro médico en 2014. La mayoría tenían seguros patrocinados por sus empleadores, planes estudiantiles a través de su universidad o planes privados.

Pero para estos planes privados: “pagar la cuota entera, que por cubrir a un solo niño con una cobertura básica puede llegar fácilmente a más de $100 al mes, quizás sea imposible costear para algunas familias”, dijo Erin Miller, vicepresidenta de iniciativas de salud para Colorado Children’s Campaign. Miller usó como ejemplo uno de los planes baratos con deducibles de $5,000 o más que ofrece Kaiser Permanente.

No es lo mismo tener cobertura que acceso

Natalie Triedman, analista de políticas para el CHI, señaló que los datos sobre niños sin seguro no ofrecen un panorama completo de quiénes reciben o no servicios de salud. Algunos niños sin seguro utilizan servicios de salud, y algunos niños con seguro no tienen acceso a estos servicios debido a obstáculos de transporte y horario.

La encuesta CHAS de 2015 reveló que el 13.8 por ciento de los niños en Colorado no tienen suficiente cobertura. Esto significa que sus familias gastan más del 10 por ciento de sus ingresos en gastos médicos.

Ahora, con la expansión de Medicaid y CHP+ y nuevos planes privados individuales con mensualidades bajas y deducibles altos, el número de niños con cobertura insuficiente está aumentando. De esto últimos planes, Federico señala que causan que algunas personas no busquen atención médica, incluidos cuidados preventivos para sus hijos.

Aumentando la confianza en las escuelas

Muchos de los niños que no tienen seguro médico reciben cuidado dentales, pediátricos y de salud mental en clínicas que ofrecen servicios básicos en sus escuelas, Triedman dijo. En 2015, uno de cada cinco niños en Colorado que recibieron servicios en clínicas escolares no tenía seguro, o alrededor de 6,900 niños.

Federico supervisa 17 clínicas de Denver Health ubicadas en las Escuelas Públicas de Denver (DPS, por sus siglas en inglés) que atienden a 12,000 alumnos en todo el distrito.

Las clínicas solo ofrecen servicios a los alumnos de DPS, pero también recomiendan servicios para que los hermanos y padres de los alumnos asistan a una de las ocho clínicas comunitarias de Denver Health. En estas clínicas escolares, trabajadores de salud comunitaria ayudan a las familias a encontrar los planes de seguro médico para los cuales reúnen requisitos y los guían por el proceso de inscripción.

“No solo estamos inscribiendo a los niños, sino a toda la familia”, Federico dijo. “Estas familias comparten información muy delicada con los trabajadores en las escuelas”.

Se esperan más mejoras

Aunque quizás el 2.5 por ciento de niños sin seguro médico en Colorado nunca se reduzca a cero, las probabilidades de que llegue casi eso son prometedoras. Las personas que analizan la industria anticipan que la cobertura aumente en los próximos años gracias a varios cambios legislativos, como la expansión de Medicaid.

“Estamos descubriendo que entre todas las poblaciones es más probable que un niño tenga cobertura si sus padres la tienen”, Miller dijo.

En 2015, Colorado comenzó a implementar algunos cambios legislativos para aumentar la cobertura entre los niños. Por ejemplo, se eliminó la espera de 5 años para ciertos inmigrantes legales, lo que permitirá que los niños y las mujeres embarazadas que cumplen los requisitos para recibir Medicaid o CHP+ puedan utilizar esos servicios inmediatamente. Se espera que este cambio, más la nueva norma que cambió el periodo de elegibilidad a 12 meses, ayudará a disminuir la brecha en la cobertura.

Federico atribuyó muchos de los últimos avances en cobertura a una coalición local, All Kids Covered, que se dedica a ampliar la cobertura de los servicios de salud para niños. El grupo toma medidas tanto a nivel legislativo como a nivel local, mejorando la educación y los procesos de inscripción.

“El contacto en persona es crucial”, Federico dijo. “Quizas las personas se inscriban usando el mercado estatal un año y en CHP+ el siguiente, y son totalmente diferentes. Esos cambios son confusos.

“Debemos asegurarnos de estar disponibles para las familias durante esa transición”.

Quizás también te interese esto

Suscríbete para recibir por correo electrónico nuestras historias originales.

Close