Una publicación de The Colorado Trust
English Menu
Read in English

Por Dwyer Gunn

En diciembre del año pasado, el presidente Trump firmó la Ley de Recortes de Impuestos y Trabajos (TCJA, por sus siglas en inglés), una revisión ferozmente debatida del código impositivo de EE. UU. Los republicanos prometieron que la legislación daría lugar a un crecimiento económico que beneficiaría a estadounidenses sin importar su nivel de ingresos; los demócratas argumentaron que la propuesta de ley era un regalo indignante para los ricos que aumentaría la desigualdad de los ingresos y terminaría dañando a la clase media.

Hay indicios que sugieren que las corporaciones están gastando la mayor parte de las ganancias resultantes en la recompra de acciones y la distribución de dividendos más altos, maniobras que benefician principalmente a los accionistas pudientes. En un análisis de anuncios corporativos para Bloomberg, Stephen Gandel calculó que los accionistas están recibiendo el 60 por ciento de las ganancias por la reforma impositiva; los empleados están recibiendo solo el 15 por ciento (a través de mejores beneficios, salarios y compensaciones).

A simple vista, la TCJA pareciera tener poca relación con los resultados de salud (con la notable excepción de la revocación de la multa impositiva asociada con el mandato individual de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio). Sin embargo, se espera que la legislación afecte significativamente los ingresos, la desigualdad de ingresos y los gastos gubernamentales, variables que probablemente afecten a largo plazo la salud y el bienestar de muchas personas en EE. UU. (Cabe mencionar que estos cambios entrarán en vigor en 2018 y no afectarán los impuestos que deben declararse este mes.)

Quiénes saldrán perdiendo

Las personas con bajos ingresos en Colorado
A corto plazo, se espera que la TCJA proporcione una ayuda mínima en los ingresos netos de la mayoría de la gente en Colorado. Según el Instituto de Políticas Tributarias y Económicas (ITEP, por sus siglas en inglés), el 20 por ciento de las personas más pobres que viven en Colorado, en promedio, verán una reducción en sus impuestos federales de alrededor de $160 en 2019 (aunque para el 3 por ciento de este grupo sus impuestos aumentarán en 2019). Sin embargo, en relación con los impuestos estatales en Colorado, se espera que algunas personas paguen más impuestos debido a la eliminación de ciertas deducciones y excepciones.

Además, ya que muchos de los cambios en el aspecto individual del código impositivo que la ley estableció dejarán de aplicar eventualmente, hasta las ganancias menores desaparecerán con el paso del tiempo. En 2027, los impuestos federales de las personas con menores ingresos en Colorado amentarán, en promedio, $60 al año. Tampoco se sabe bien si los recortes a impuestos que muchas familias con ingresos más bajos o medianos recibirán en 2019 son lo suficientemente grandes como para tener un efecto significativo en su salud.

Mientras tanto, hay dos vías más a través de las cuales la ley podría afectar negativamente la salud de las personas con bajos ingresos en el estado: la desigualdad de ingresos y los gastos federales.

El ITEP calcula que, con el tiempo, el 5 por ciento de los contribuyentes más pudientes en Colorado recibirán aproximadamente el 52 por ciento de los beneficios totales de la TCJA. (Algunos de estos contribuyentes pudientes también tendrán que pagar más impuestos debido a la TCJA, reduciendo de alguna forma las ganancias.) Mientras tanto, el 20 por ciento con ingresos más bajos recibirá solo el 1 por ciento de los beneficios.

Con las ganancias terminando desproporcionadamente en las manos de los ricos, los expertos esperan que la desigualdad de ingresos aumente. William R. Cline del Instituto para la Economía Internacional calcula que la TCJA aumentará la desigualdad de ingresos en EE. UU. en “un incremento adicional de cerca de un quinto del aumento ya ocurrido desde 2007”. Ernie Tedeschi, execonomista para el Departamento del Tesoro de EE. UU., publicó un tuit que decía que “las leyes empeoran la trayectoria actual hacia la desigualdad en Estados Unidos”.

Los estudios sobre la desigualdad de ingresos y la salud siguen en vías de desarrollo. No sabemos cuánto tiempo debe durar la desigualdad de ingresos, o cómo debe manifestarse exactamente, para que afecte los resultados de salud. Sin embargo, los estudios sí sugieren que niveles altos de desigualdad de ingresos probablemente afecten de manera negativa la salud de las personas con bajos ingresos en EE. UU.

En un estudio realizado en 2015, investigadores del Instituto de Investigaciones sobre la Población de la Universidad de Wisconsin encontraron que la gente que vive en comunidades con más desigualdad de ingresos tiene una esperanza de vida más corta (en promedio) que la gente en comunidades más igualitarias con el mismo ingreso promedio. Algunos investigadores también sugieren que las comunidades y sociedades dominadas por los súper ricos podrían tener menos probabilidad de invertir en el tipo de servicios sociales, o en el diseño y cumplimiento del tipo de políticas, que benefician a las familias con bajos a medianos ingresos.

Al mismo tiempo, un legado innegable de la TCJA es una deuda nacional desorbitada. Los analistas esperan que la legislación aumente la deuda nacional en más de $1 trillón.  A muchos les preocupa que esto impulse recortes futuros en programas sociales que benefician a las personas con bajos ingresos en EE. UU.

Es difícil predecir la naturaleza y el alcance de estos recortes impositivos. Joe Hanel del Instituto de Salud de Colorado (CHI, por sus siglas en inglés), un beneficiario de The Colorado Trust, duda que los recortes a Medicaid sucedan en un futuro cercano, debido al ambiente político actual.

“Siempre existen preocupaciones a largo plazo en los programas básicos sobre la continua viabilidad de los fondos federales, con la población que envejece y el aumento en el costo de los servicios médicos”, Hanel dijo. “Esta ley acelera eso, pero, en mi opinión, si observo al Congreso actual, no creo que hagan nada sobre nada con grandes consecuencias antes de las elecciones [de 2018], y recortar los programas sociales será aún más difícil después de las elecciones”. 

Sin embargo, otros son menos optimistas sobre la seguridad de los programas de ayuda básica debido a la magnitud del aumento del déficit que espera ocurra bajo la TCJA. Esther Turcios, una analista de políticas en el Instituto Fiscal de Colorado (también un beneficiario de The Trust), cree y espera que los recortes probablemente afecten más a las personas de color y con bajos recursos en Colorado.

“Creo que podemos asumir sin riesgo que los recortes tienen que provenir de algún lugar”, Turcios dijo. “Con base en lo que constantemente escuchamos ahora sobre las prioridades del gobierno [de Trump] … asumimos que los programas que ayudan principalmente a las comunidades con bajos recursos y a las minorías se verán afectados en el futuro”.

Los trabajadores independientes con medianos ingresos
En 2019, las personas en Colorado con ingresos medianos, aquellas dentro del 20 por ciento medio en la distribución de ingresos, con salarios anuales entre aproximadamente $46,000 a $71,000, verán una reducción en sus impuestos de alrededor de $880. En 2027, no recibirán ninguna ganancia o pérdida de la TCJA. Sin embargo, se espera que la revocación en la TCJA de la multa por no obtener seguro médico aumente aún más las mensualidades por el seguro médico en el mercado individual de Colorado en 2019, después de que aumentaron drásticamente en 2018.

“Lo preocupante es que si algunas personas sanas, o relativamente sanas, solo estaban comprando el seguro para cumplir con la ley, quizás ya no lo compren”, explicó Hanel del CHI. “Si solo queda la gente enferma dentro del mercado, eso podría causar que los precios aumenten, lo cual podría resultar en aún más personas sanas abandonando el mercado”.  

Es demasiado pronto para predecir cuánto aumentarán las mensualidades del seguro médico en Colorado en 2019, pero la Oficina del Presupuesto del Congreso predijo que la revocación de la multa del mandato individual aumentará estas mensualidades en el mercado individual a nivel nacional en un 10 por ciento la mayoría de los años. Las personas con ingresos más bajos en Colorado (aquellas que ganan menos del 400 por ciento del nivel federal de la pobreza) y que compran seguro médico en el mercado individual están protegidas contra los aumentos en las mensualidades. Pero aquellas que ganen más de aproximadamente $48,000 (para una persona) o $98,000 (para una familia de cuatro) se enfrentarán a mensualidades más altas. En Colorado, se calcula que alrededor de 175,000 personas obtienen cobertura médica a través del mercado estatal; aproximadamente 75,000 no reciben subsidios.

Las familias y comunidades de inmigrantes
La legislación castiga aún más a las familias y comunidades de inmigrantes, más allá de los efectos que tenga en los gastos federales en el futuro.  

La TCJA expandió significativamente el Crédito Infantil Impositivo (CTC, por sus siglas en inglés), un crédito para las familias trabajadoras. Bajo la ley anterior, las familias recibían un crédito de cerca del 15 por ciento en ingresos mayores a $3,000, hasta un valor máximo de $1,000 por niño. (El crédito disminuía hasta dejar de existir conforme el nivel de ingresos aumentaba.)

El crédito estaba disponible para cualquier contribuyente con un número de identificación de contribuyente individual (ITIN, por sus siglas en inglés), por cualquiera de sus hijos con un ITIN. En la práctica, esto significaba que las personas indocumentadas, sin un número de Seguro Social pero que usaban un ITIN para presentar su declaración de impuestos, podían solicitar el crédito por cualquiera de sus hijos, aunque esos niños también fueran indocumentados.

La versión final de la TCJA aumentó el máximo valor por niño (a $2,000) y disminuyó la cantidad de dinero que los trabajadores deben ganar para empezar a recibir el crédito (a $2,500). Sin embargo, también prohíbe que las personas soliciten el CTC para niños sin un número de Seguro Social.

Antes que la TCJA se aprobase, una madre soltera indocumentada con un hijo indocumentado que ganaba $14,500 al año podría haber solicitado el crédito impositivo de $1,000; actualmente, esa madre soltera no recibirá el crédito en sus impuestos.

Esta cláusula de la ley dañará tanto a familias indocumentadas como aquellas con un estatus migratorio combinado con por lo menos un niño indocumentado, de las cuales hay muchas. Un análisis que llevó a cabo el Centro para el Progreso Estadounidense y el Centro para el Estudio de la Integración Inmigrante en la Universidad del Sur de California calcula que hay 130,958 niños en Colorado con por lo menos un pariente no autorizado, y 276,589 personas de cualquier edad con por lo menos un pariente no autorizado.

Sin embargo, el pasado indica que los efectos podrían extenderse más allá de las familias con un estatus migratorio combinado, a las comunidades de inmigrantes en general. Meghan Condon, PhD, es profesora de políticas públicas en la Universidad de DePaul que ha estudiado cómo las reformas de los beneficios sociales en 1996, que le dieron a los estados bastante libertad para prohibir que los inmigrantes legales tuvieran acceso a los servicios sociales básicos, afectó a las comunidades inmigrantes. En un artículo publicado en 2016, Condon y los autores adjuntos encontraron que las tasas de graduación de high school entre los adolescentes latinos eran más altas en los estados  que permitían que los inmigrantes legales tuvieran acceso a beneficios públicos, en comparación con los estados que no lo permitían. Este era el caso hasta entre los adolescentes que no se vieron afectados directamente por los cambios políticos.

“Lo que encontramos es que cuando el gobierno toma estas decisiones sobre si un grupo de inmigrantes califica o no, quienes se ven afectados también incluirán aquellos en comunidades con altos porcentajes de inmigrantes”, Condon dijo. “Las diferencias entre diferentes estatus migratorios son complejas; la gente piensa que es fácil enfocarse solo en los inmigrantes, o solo en los inmigrantes indocumentados, pero no lo es”.

Quiénes saldrán ganando

Las personas ricas
La TCJA presenta una serie de cambios que benefician a los ricos en Colorado: aumenta temporalmente el límite del impuesto mínimo alternativo y el impuesto sobre las herencias, e incluye una exención tributaria para familias con hijos en escuelas privadas. El ITEP calcula que el 1 por ciento de las personas más pudientes en Colorado verá sus impuestos disminuir, en promedio, en $62,000 en 2019 y más de $6,000 en 2027. En general, el 1 por ciento de los más ricos en Colorado disfrutará del 26 por ciento de las ganancias que la TCJA producirá.

Dejando a un lado los beneficios por ingresos, no se sabe realmente si la salud de este grupo demográfico mejorara debido a la TCJA. Mientras que los investigadores han encontrado una y otra vez que la gente que pertenece a grupos con mayores ingresos goza de mejor salud, en algún punto la ley de rendimientos [marginales] decrecientes sí parece ponerse en práctica.

Por ejemplo, en un estudio publicado en 2011, investigadores estudiaron la relación entre los ingresos y la mortalidad en Estados Unidos en las décadas de 1970, 1980 y 1990. Concluyeron que “los ingresos adicionales parecen afectar muy poco el riesgo de muerte más allá de un cierto nivel de ingresos, pero la diferencia es muy marcada por debajo de ese nivel”.

Dwyer Gunn

Periodista
Denver, Colo.

Ve todas las historias escritas por Dwyer

Quizás también te interese esto

Suscríbete para recibir por correo electrónico nuestras historias originales.

Close