Una publicación de The Colorado Trust
English Menu

En lo relacionado con tus ingresos y ahorros, investigadores han encontrado que obtener un título universitario “no iguala las condiciones totalmente”. El grupo racial y los logros académicos de tus padres podrían influir aún más.

Fotografía proporcionada por iStock

Personas y lugares

Las ventajas económicas de la “lotería por nacimiento”

Read in English

Por Jenny McCoy

Un reciente análisis del Banco de la Reserva Federal en St. Louis revela dos factores incontrolables que pueden afectar tanto tu salario como tus ahorros: el grupo racial y el nivel de estudios de tus padres.

En el informe, publicado en febrero de 2018, economistas hicieron cálculos con datos de la Encuesta de Finanzas del Consumidor 2016 de la Reserva Federal en St. Louis. La encuesta reunió respuestas de 6,254 familias sobre sus datos demográficos y su situación financiera.

El mensaje más importante de este análisis bigeneracional: tus ingresos y tu poder para acumular riquezas en general se ven muy influenciados por el grupo racial de tus padres y si asistieron a la universidad.  

El análisis mostró que los niños adultos de padres blancos con estudios universitarios cuentan con el mayor número de ventajas inherentes. Según datos de 2016, los ingresos medios de estos niños al llegar a mediana edad eran $113,618, y su patrimonio medio neto era $374,640, casi tres veces los ingresos netos ($41,518) y 14 veces el patrimonio medio neto ($26,718) de adultos de color con padres sin estudios universitarios.

Esta gran diferencia entre el primer grupo y los demás es lo que los autores describen como un tipo de premio por “ganar la lotería por nacimiento”.  

“Estos son resultados bastante extremos”, dijo Ana Hernandez Kent, coautora del estudio y analista de políticas para El Centro de Estabilidad Financiera en el Hogar del Banco de la Reserva Federal en St. Louis. “No puedes elegir que tus padres tengan títulos universitarios”.  

Estudios anteriores han demostrado la importancia que tiene tu propia educación en determinar tus resultados financieros. También se ha comprobado que el grupo racial de una persona influye tanto en su situación financiera como en su acceso a un título universitario. Además, estudios han demostrado que, aunque se críen en vecindarios similares en familias con un nivel de riqueza similar, los niños negros terminan ganando menos dinero cuando adultos que el 99 por ciento de los niños blancos; y los estudiantes de color también se enfrentan a un número desproporcionado de desafíos para obtener una educación avanzada. Sin embargo, esta fue la primera vez que los analistas tomaron en cuenta el efecto que además tiene la educación de los padres.  

“No sabíamos qué esperar [de los resultados]”, Hernandez Kent dijo. Y cuando se obtuvieron los resultados: “Es bastante impactante descubrir que, tan solo con saber el nivel de estudios de los padres de una persona, se puede saber mucho sobre sus riquezas e ingresos”.

El resultado más notable, Hernandez Kent dijo, surgió de la comparación entre las personas de mediana edad con orígenes más ventajosos (es decir, gente blanca con por lo menos un padre que obtuvo una carrera universitaria de cuatro años) con aquellas de orígenes menos ventajosos (es decir, con padres de color que no obtuvieron un título universitario). Si eres una persona blanca con padres que tienen títulos universitarios, pero tú no obtienes un título universitario, el estudio encontró que igual ganarás 9 por ciento más y tendrás 58 por ciento más riquezas que una persona de color que sí obtuvo un título universitario pero sus padres no.  

“Los estudios universitarios son obviamente importantes”, los autores escribieron, “pero, contrario a la creencia popular, tu propia educación universitaria no iguala las condiciones. La ventaja (o desventaja) sigue existiendo”.

Hay algunas razones por las cuales la educación de los padres podría tener tanta influencia en el nivel de ingresos y riquezas de una persona, los autores conjeturaron. Para empezar, los padres con títulos universitarios, quienes en general son más ricos que los padres sin títulos, probablemente transfieren más dinero (en regalos y herencias) y más inversiones intensivas desde temprana edad, especialmente en educación.

Los hijos adultos de personas con títulos universitarios también obtuvieron más puntos en lectoescritura financiera: es más probable que ahorren con regularidad, tomen riesgos para obtener mayor rendimiento en sus inversiones y vayan a la universidad. Todos estos factores afectan la estabilidad financiera de una persona. Notablemente, el estudio no incluyó como factor el nivel de riquezas de los padres, por lo que no queda claro si algunos de estos resultados están directamente conectados con crecer en una familia acaudalada.

“Si empiezas teniendo estas grandes ventajas, solo continúan ayudándote”, Hernandez Kent dijo.

Durante el trascurso de la vida, estas ventajas pueden resultar en una mejor salud. Tanto el nivel de ingresos como las riquezas están fuertemente conectados con los resultados de salud: mientras más ingresos y riquezas tengas, menor será la probabilidad de que te enfermes o mueras prematuramente.

Para disminuir las enormes diferencias económicas y de salud creadas por los efectos de la lotería por nacimiento, se necesitarán cambios políticos complejos y significativos. Como dos puntos de partida, un funcionario del banco federal de St. Louis Fed propuso anteriormente expandir a nivel nacional las cuentas para el desarrollo infantil (es decir, cuentas de ahorros patrocinadas por la comunidad y el gobierno a nombre de un niño usualmente limitadas a usarse en estudios avanzados), al igual que una política económica que ayude a padres a ahorrar y tener liquidez

Quizás también te interese esto

Suscríbete para recibir por correo electrónico nuestras historias originales.

Close