Una publicación de The Colorado Trust
English Menu

Suzie Mitchell, una educadora en Lamar, tenía un salario inicial de alrededor de $1,000 mensuales después de impuestos. Dos décadas después, su salario neto es casi $3,000 mensuales. Fotografía de Mike Sweeney, enviado especial para The Colorado Trust

Educación

Bajos salarios dejan a los maestros rurales enfrentando dificultades

Read in English

Era noviembre, y Casey Cunningham tenía que tomar una decisión: pagar el registro de su automóvil o comprar regalos navideños.

Cunningham ya había dejado de pagar las mensualidades de su préstamo estudiantil. Después de sacar dinero para el alquiler, su automóvil y los servicios públicos, se había quedado con menos de $1,000 para cubrir todos sus demás gastos. La maestra de tercer grado en la Escuela Primaria de Aspen se dio cuenta de que nuevamente tendría que aceptar otro trabajo para llegar a fin de mes. En el pasado, había trabajado de niñera, como tutora o mesera. Esperaba evitar hacerlo otra vez por lo cansada que quedaba.

“Todos tienen otro trabajo”, dijo Cunningham de 37 años. “Muchos maestros viven de mes a mes… A veces cuando tienes que ir a ese otro trabajo, causa un poco de resentimiento. Estoy trabajando tan duro, pero tengo que ir a estar parada por otras seis a ocho horas para poder vivir sin preocuparme”.

Cunningham empezó a trabajar de mesera dos veces por semana, y ganaba casi tanto como su salario neto de maestra por la semana entera. La situación ha hecho que cuestione por qué sigue enseñando cuando podría ganar más dinero trabajando menos horas, con menos estrés, haciendo otra cosa.

“Tengo la pasión para enseñar así que trato de hacer ambos, pero estoy totalmente exhausta”, dijo. “Me gustaría tener una profesión donde pueda disfrutar de un balance sano”.

Los salarios de los maestros en Colorado figuran entre los más bajos en el país. La Asociación Nacional de Educación calificó al estado como número 48 en el país en 2021 por su salario inicial promedio de $35,292. Los educadores en el estado ganan alrededor de 71 centavos por cada dólar que otros profesionales con niveles similares de educación y años de experiencia ganan. Un informe del Proyecto de Finanzas Escolares en Colorado encontró que los salarios de los maestros en el estado suman $8,000 menos que el promedio nacional.

La disparidad salarial es especialmente obvia en los distritos rurales del estado, los cuales se definen por su tamaño, distancia del área urbana más cercana y 6,500 o menos estudiantes inscritos. Incluyen a más del 80 por ciento de los distritos escolares de Colorado y varían entre el pueblo ranchero de Kim en el Condado de Las Animas y los centros turísticos como Aspen, donde Cunningham enseña.

Colorado no establece requisitos mínimos para los salarios de los maestros ni una tabla estatal de esos salarios (24 estados hacen una cosa o la otra). Por lo contrario, los consejos escolares locales determinan las tablas salariales de sus maestros, lo cual resulta en una variabilidad importante. Por ejemplo, un maestro en su primer año enseñando con un título universitario que trabaja en el Distrito Escolar Campo RE-6 en la esquina sudeste del estado, gana $27,500, mientras que alguien con la misma experiencia en las Escuelas Públicas de Denver gana $47,291, con oportunidades significativas de avance.

El costo de vida también varia ampliamente en el estado, por supuesto. Pero las tablas salariales no siempre reflejan esa variabilidad. Según una calculadora de salarios para vivir creada por el MIT, un salario vivible para un adulto soltero sin hijos que trabaje de tiempo completo en el Condado de Baca (donde Campo está ubicado) es de $30,930. Con base en la tabla de salarios del distrito escolar, un maestro con solo un título universitario de 4 años no ganará eso hasta que llegue a su noveno año de trabajo. En el Condado de Denver, un salario vivible para esa misma persona es de $38,563, el cual superará en su primer año (aunque encontrar una vivienda asequible es un desafío totalmente aparte).

“Los salarios de nuestros maestros en general en Colorado, pero más urgentemente en estas áreas rurales, no son sostenibles para una calidad de vida promedio”, dijo la senadora estatal Rachel Zenzinger, una educadora que todavía enseña entre sesiones legislativas.

Cunningham se fue a vivir a las montañas de la Costa Este en 2013 por las mismas razones que la mayoría de la gente lo hace: el senderismo, el esquí, el espacio para respirar. Sabía que el cambio de Virginia incluiría una reducción en su salario, pero no se dio cuenta de lo grande que sería cuando aceptó trabajar en el Distrito Escolar de Aspen.

En sus nueve años, su salario ha aumentado alrededor de $7,000, apenas manteniéndose al ritmo de la inflación. Su salario actual es de alrededor de $55,000, solo $1,000 más de lo que estuvo ganando el primer año en su trabajo anterior en Virginia.

La única razón por la que ha podido quedarse en Aspen es por la vivienda para empleados, la cual le cuesta menos de la mitad de lo que tendría que pagar por un apartamento en el mercado abierto. Porque Cunningham es soltera, dijo que el distrito no le permite vivir por su cuenta, así que comparte una townhome de dos recámaras y 1,000 pies cuadrados justo afuera del pueblo con otro educador. Ellen Woods-Mitchell, gerenta del programa de Vivienda para el Distrito Escolar de Aspen, aclaró que “las unidades de una recámara son muy solicitadas, así que cuando no tenemos suficiente inventario les pedimos a algunos empleados que vivan con otra persona. Encontramos que también ayuda a las personas recién contratadas que acaban de llegar a Aspen”.)

David Baugh, superintendente del Distrito Escolar de Aspen, no respondió a múltiples intentos de obtener sus comentarios ni a una lista de preguntas enviadas por correo electrónico. Sin embargo, sí indicó, a través del líder en comunicaciones del distrito, que están en proceso de examinar los salarios de los maestros. Cunningham también compartió que recientemente completó una encuesta sobre salarios. Cree que esto es un reconocimiento de que es necesario hacer mejoras.

Por ahora, se siente atrapada. “Realmente no puedo salirme de la vivienda para empleados porque no puedo costearla”, dijo. “Me hace sentir que no soy libre. Siento como si fuera propiedad de la escuela”.

*   *   *

Enseñar solía considerarse una carrera estable de clase media. Ahora, los elevados precios de la vivienda, los crecientes costos de vida y la inflación, entre otros desafíos, significan que más maestros están teniendo dificultades para cubrir sus gastos en muchas partes de Colorado.

Josh Propfe enseñó educación especial en Leadville de 2017 a 2019. Se fue (ahora vive en Nuevo México, donde su salón de clases es más pequeño y tiene la ayuda de una asistente) porque el pueblo se estaba poniendo muy caro para vivir. Su salario inicial en Leadville era de $34,000, aproximadamente. (La tabla salarial actual del Distrito Escolar del Condado de Lake empieza con alrededor de $10,000 más.) Alquilaba un cuarto en una casa con dos compañeros de vivienda por $300 mensuales.

“Es una profesión especializada, y pensarías que puedes vivir por tu cuenta o no vivir como si estuvieras en la universidad o algo así”, Propfe dijo. “Las escuelas obviamente aprecian mucho a sus empleados y valoran a las personas que trabajan ahí y tratan bien a la gente. Es solo que eso es lo que pueden hacer con lo que tienen… Viene de arriba y causa muchos problemas”.

El tema de los salarios para maestros es un asunto polémico. Tratamos de comunicarnos con cuatro superintendentes en el estado para obtener sus comentarios; ninguno respondió. La Asociación de Educación en Colorado, el gremio de maestros más numeroso en el estado, y el Centro para la Educación Rural en Colorado, el cual contrata, asigna y apoya a educadores en áreas rurales, tampoco estuvieron disponibles para responder a preguntas antes de la publicación de este artículo.

A nivel nacional, se espera que los salarios de los maestros no aumenten, lo cual probablemente empeore la falta actual de maestros, Además de eso, la pandemia de COVID-19 ha causado que una cantidad récord de maestros dejen la profesión o consideren dejarla. Quienes se quedan ahora con frecuencia se sienten sobrecargados con más trabajo.

Suzie Mitchell nació y se crio en Lamar, una comunidad muy unida en el sudeste de Colorado. También ha plantado su carrera profesional en el pueblo; Mitchell ha trabajado como educadora en el Distrito Escolar de Lamar RE-2 por 20 años. En la actualidad, es maestra de Educación Cultural y Lingüísticamente Diversa (CLDE, por sus siglas en inglés) de kindergarten a segundo grado, donde trabaja con estudiantes cuyo idioma materno no es inglés.

“Cada año, la cantidad de trabajo aumenta”, Mitchell dijo. Aunque hay menos estudiantes inscritos, las vacantes de maestros y personal administrativo no se llenan cuando las personas se van, explicó, así que el tamaño de las clases ha aumentado. La cantidad de maestros con experiencia también ha disminuido, lo cual significa que los salones son liderados con mayor frecuencia por educadores menos experimentados.

Para los estudiantes, eso significa que su educación es menos constante, una reducción en la calidad de su enseñanza y menos acceso a programas más variados, como clases de tecnología y arte. Un informe publicado en 2019 por el Instituto de Políticas Económicas señaló que “la falta de suficientes maestros cualificados amenaza la habilidad de que los estudiantes aprendan” y que  “la inestabilidad en la fuerza laboral educadora de una escuela (es decir, muchos cambios o que muchos maestros se vayan) afecta negativamente los logros de los estudiantes y disminuye la eficacia y calidad de los maestros”.

Durante la pandemia, a Mitchell le pidieron que trabajara como maestra sustituta por lo menos una vez por semana cuando otros maestros estuvieran enfermos. Ya que sus clases de CLDE con frecuencia se ofrecen según la necesidad (ya sea sacando a estudiantes durante sesiones específicas o uniéndose a ellos en sus salones normales), los programas de Mitchell por lo tanto se cancelarían.

“Estamos en una semana de cuatro días, entonces eso significa perder el 25 por ciento de la enseñanza de [CLDE] en un día”, dijo. Se ha convertido en algo muy poco frecuente en meses recientes, pero todavía sucede de vez en cuando.

El salario inicial de Mitchell sumaba alrededor de $1,000 al mes después de impuestos. Dos décadas después, su salario neto es casi $3,000 mensuales. Igual no es suficiente. Ama su trabajo principal y se siente satisfecha con el trabajo, pero con tres hijos en casa, tiene que suplementar esos ingresos cuidando a un pariente de vez en cuando y cantando en ocasiones especiales como en bodas y quinceañeras a través de su iglesia; también lidera clases de enriquecimiento después de la escuela, las cuales pagan extra. Ella y su esposo lograron finalmente comprar su primera casa hace dos años, pero les preocupa pagar por la próxima boda de su hijo mayor.

“Me tomó mucho tiempo recibir un salario decente. Todavía siento que no es adecuado. Siento que nuestro distrito realmente quiere ayudarnos, pero no tienen el dinero”, dijo la mujer de 42 años. “A nivel estatal, si dicen que vamos a reducir este Factor de Estabilización de Presupuestos”—una herramienta que modificó la fórmula de fondos estatales para las escuelas durante la recesión de 2009—“las escuelas tendrán la oportunidad de pagarles a las personas lo que se merecen. [Eso es] lo que hará que la gente se quede en la escuela y mantendrá una fuerza [laboral] sólida y estable para los niños, no solo tener personas pasando por una puerta giratoria”.

El Factor de Estabilización Presupuestaria es esencialmente “una deuda continua para K-12”, dijo Tracie Rainey, directora ejecutiva del Proyecto de Finanzas para Escuelas de Colorado. Para balancear el presupuesto estatal, los legisladores retienen dinero que, según la Constitución, debe gastarse en las escuelas. Por lo tanto, entre 2009 y 2021, las escuelas de Colorado no recibieron más de $9 billones. (Los ingresos fiscales estatales por la venta de marihuana que se invierte en escuelas se distribuye para proyectos de infraestructura, no para los salarios de los maestros. Y los fondos de asistencia por COVID-19 fueron una ayuda única, y tampoco pueden usarse para salarios continuos.)

“Somos un estado que subfinancia la educación”, Rainey agregó. “El estado necesita invertir más para dar a los distritos la estabilidad y certeza de que pueden contratar a personas”.

Eso no ha sucedido. La legislatura estatal aprobó algunas propuestas de ley para intentar arreglar el problema temporalmente, pero los fondos siguen siendo una preocupación crucial tanto a nivel estatal como local.

“Es un problema”, dijo la representante estatal Barbara McLachlan. Aunque el Factor de Estabilización Presupuestaria actual está en el nivel más bajo que ha estado desde 2010, señaló que no hay dinero en el presupuesto estatal para encaminar más hacia las escuelas: “Desearía que pudiéramos escribir un gran cheque para [los maestros] para decirles ‘gracias y los apreciamos’, pero nuestras manos están atadas, desafortunadamente”.

En 2021, los legisladores aprobaron el Fondo para Aumentar los Sueldos de Educadores, pero depende de una medida de ingresos fiscales estatales que se aprobará en noviembre de 2027. Es decir: actualmente no hay dinero en el fondo. Los legisladores de Colorado también aprobaron algunos cambios adicionales que invertirán casi $500 millones más en los estudiantes, los cuales podría distribuirse, en parte, para los salarios de los educadores. Un programa de absolución de préstamos de educadores patrocinado por McLachlan y Zenzinger, ambas demócratas, se aprobó como ley en 2019 y paga hasta $25,000 en préstamos calificados para educadores que aceptan trabajos en áreas rurales u otros “puestos difíciles de llenar”,

“Incentiva a los educadores para que se queden en la profesión”, Zenzinger dijo sobre la legislación. “Libera parte de sus salaries para que puedan enfrentar el alto costo de vida. Crea cierta atracción para las personas que estén pensando en dedicarse a la enseñanza”.

Este año ha visto un enfoque adicional en los fondos escolares a nivel estatal. Una enmienda propuesta para la legislación del presupuesto estatal 2022-23 designaría por lo menos $251.6 millones del Fondo General para aumentar los salarios de los maestros a través de fondos educativos para distritos; sin embargo, no se espera que la incluyan en la propuesta presupuestaria final. En febrero, se presentó una propuesta de ley que podría abordar parcialmente la falta de maestros al ayudar a los maestros estudiantes a pagar por los exámenes de la licenciatura y gastos de vida. El Comité Presupuestario Conjunto describió una adición de 80 millones de dólares para la educación especial en su última propuesta presupuestaria. Y varias iniciativas lideradas por ciudadanos para pagar mejor y conservar a los maestros se han propuesto para incluirse en la boleta electoral de 2022, aunque todavía no reúnen requisitos.

Se necesita hacer más, Zenzinger dijo, y no solo a través de la legislatura estatal. “Las comunidades locales también necesitan poner de su parte y empezar a aumentar sus impuestos locales, y llegar a un punto en el que esto sea más que una [sociedad] del 50/50 [entre el estado y los distritos locales],” dijo.

Los estudiantes mismos han presionado para que sus maestros reciban un mejor salario: En octubre, Chalkbeat Colorado reportó sobre una legislación propuesta por tres estudiantes de la high school de Campo que aumentaría el salario mínimo para los maestros en zonas rurales a $40,000.

Cunningham sabe que es afortunada de vivir donde vive y tener acceso a una vivienda patrocinada por su empleador. Pero el estrés de un salario deficiente sigue existiendo para ella y para muchos de sus colegas en todo el estado.

“En mi antiguo trabajo, no tenía que preocuparme por tener otro trabajo y del estrés de no ver a otras personas, salir a una cita; todo ese tipo de cosas tampoco se veían afectadas”, dijo. “Vine a vivir aquí y, aunque quiero disfrutar de las montañas, no siempre es posible porque estás trabajando”.

Daliah Singer

Escritora y editora independiente
Denver, Colo.

Ve todas las historias escritas por Daliah

Quizás también te interese esto

Suscríbete para recibir por correo electrónico nuestras historias originales.

Close